Jesús Alejandro Escudero

Belleza del páramo

¡Chale!, señorita.

La he visto en un páramo

lo que le sigue de bonita;

mientras el amor andaba buscando.

 

Se veía rechula 

con su cabello güero

y sus ojos que deambulan

de terreno en terreno.

 

Güerita

de linda sonrisa.

 

¿Quién soy yo para cortejarla?

Sólo soy un indio pata rajada

que no tiene ni donde caerse muerto

y que va siguiendo el viento. 

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Una belelza!!!
    Me enamora la sencillez.
    Saludos
    Amalia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.