FELINA

NO ENTRASTE A MI ALMA

NO ENTRASTE A MI ALMA

Y la luna me miraba
con mirada compasiva,
se erizó el cielo,
desató nubarrones,
cayendo sobre mi ser,
torrencial de soledad.
Mil años esperándote, mi vida…
mil años sufriré tu despedida
y yo me pregunto…
¿Por qué así es la vida?
Un día llegaste
con tu corazón en la mano,
mis labios besaste
diciendo te amo,
mi amor es eterno,
mi amor no es un sueño.
Qué pronto llevose
tus palabras el viento,
huiste de mí...
sin remordimiento,
partiste de un tajo
mi alma, en fragmentos.
Dejaste sembrado en mí
el sentimiento,
de amarte en silencio,
de amarte muriendo.
No es tuya la culpa…
quizá es culpa mía,
por abrirte de mi alma,
ventanas y puertas,
por creer que era cierto
qué tanto me amabas,
por no resistirme
al calor de tus brazos,
por no resistirme
a quemarme en tus brasas.
Creí que era cierto,
que me dabas el cielo,
fui cayendo en tu trampa,
fui cayendo en tu juego.
Cada vez que te amaba
me acercaba al averno,
sin saber que tus besos
eran besos ajenos…
cuando tú me besabas,
a otro amor recordabas…
es por ello, mi vida,
qué no entraste a mi alma.
Felina

Comentarios2

  • Poemas de Camilo

    No concuerdan tus recuerdos
    del poema estoy leyendo,
    porque asi lo estoy sintiendo
    y te lias con remedos
    que me hacen estar sufriendo.

    El cielo te hubiera dado
    justo en aquella ocasión
    que me llenó de ilusión
    aquello que me has negado
    sorprendida en tu razón.

    Pasa el tiempo inexorable,
    Facebook lo ha recordado.
    ¡Cuantas veces lo he pensado!
    Si aquel momento admirable
    tu amor me hubiera aceptado.

    Hoy lo recuerdos afloran;
    hoy los deseos persisten;
    hay cosas que ya no existen
    hay recuerdos que se añoran
    mi amor tu no lo quisiste.

    Poemas de Camilo

  • Eco del alma

    Muy buenos días querida amiga agradezco que hallas compartidos tus letras, que me gustaron mucho, llenas de sentimientos, con un amor tierno y mucho cariño hermoso poema amiga
    Un beso y un gran abrazo
    Eco del alma



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.