ADOLFO CESAR MARCELLO

EN LAS MAÑANAS...

 

 

 

Con la tenue luz del naciente

 

que apenas arde

 

desayunan mis ojos con tu imagen

 

que se eleva cual lábaro

 

en el vaho

 

de mi caliente café.

 

Aunque sin alas...pareces un ángel

 

que me cuida

 

y que con lágrimas doradas

 

da fuerza a mi alma

 

para que nunca, pierda la fe.

 

Me acompaña

 

siempre tu visión de almíbar

 

en las mañanas,

 

para hacerme recordar

 

que aún en un mundo

 

inundado de hipocresías,

 

el amor persevera y flota

 

...como un salvavidas.

 

 

 

 

 

Nazareno (Adolfo César Marcello)

 

Tucumán - Argentina

Comentarios3

  • Adriana Sastre

    Adolfo, me gustan
    tus mañanas acompañadas
    de una taza de café.

    Abrazos.

    • ADOLFO CESAR MARCELLO

      Gracias por tu bella presencia en mis letras, mi querida Adriana. Saludos y un cariñoso abrazo

    • Anitaconejita

      Precioso salvavidas de ese amor genuino tan fuerte como una roca y delicado como el murmullo de la mañana, bravo!!!!
      Te quedo lindo....De principio a fin!!
      Abrazos apretados!!
      Ana

      • ADOLFO CESAR MARCELLO

        Gracias por tu fina presencia en mi espacio y por tu lindo comentario, mi querida Anita. Saludos y un fuerte abrazo

      • María Isiszkt

        En las mañanas te leo Nazareno y me gusta lo que veo
        Un saludo y abrazo fraterno

        • ADOLFO CESAR MARCELLO

          Gracias por visitar mis letras, mi querida Isiszkt. Te mando un fuerte abrazo



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.