José Adolfo Fernando

Improvisación nocturna para la San Valentín

No suelo mirarme al espejo a excepción de las mañanas cuando

mi sueño se despierta. Acomodo mis cabellos, mojo mi cara,

uno o dos estornudos y tres bostezos rezagados que no quieren

despertar. Tanto días, tantas mañanas, imposible bajarse

de las horas que nos transportan hacia el torrente que rebalsa las

represas del entendimiento. Un colibrí entero azul se posa

en el ángulo superior izquierdo de mi espejo, me canta.

Su canto desgrana como una fina llovizna

que humedece mis ojos de recuerdos corriendo por los prados

allí cuando una risa tan conocida gorjeaba y transformaba

el trigo aún verde, en campos de galaxias, de soles verdes

de trinos que recorrían danzando galopando con el viento.

Las campanas de mi reloj sobre mi mesa de trabajo suena

una vez, y otra vez, y otra y otra. El colibrí azul

cambió de esquina en ese espejo que mostraba el fondo

de mi memoria despertándose muy quieta, sacudiendo sus

pequeños abanicos con los que solía acomodar

sus recuerdos en lo profundo de mis pupilas. Desde su nuevo apoyadero el colibrí

retomó su canción , pero ahora, era casi una flauta de pan,

o flauta de caña que desahogaba sus notas graves

invirtiendo los arpegios de las realidades sonoras

en la monotonía del nuevo día. Besé a mi colibrí azul con mis

pupilas cerrándose sobre sus recuerdos espabilados

cantándoles un arrurrú para llevarlos

nuevamente, suavemente, de retorno al sueño,

mientras yo tomaba mi ducha antes de bajar

a mi eterno café y tostadas de una nueva jornada.

(jafsc,14 de febrero 2017. Port-Daniel)

Comentarios2

  • Evandro Valladares

    Una divagación poética muy bien estructurada . Felicidades amigo.

    • José Adolfo Fernando

      Muchas gracias Evandro! Salió de un plumazo y sin correcciones.... me ocurre cuando la paloma de la inspiración se posa en mi cabeza ... :)

    • Melba Reyes A.

      Dan ganas de meterse, de cabeza y en cuerpo y alma, allí, en esa divagación nocturna. Bellas imágenes.

      • José Adolfo Fernando

        :) MIl gracias, a veces me encanta divagar por esos espacios intermedios!!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.