Gloria Lepilaf

Tu mano y el tiempo

Tu mano y el tiempo

Me van tallando a diario

Ya el reloj ha marcado casi todas las horas

Y los años van surcado las estaciones

En mi rostro y en mis manos.

Poco a poco irán muriendo aquellas huellas

Que esparcí por los senderos

Y se va apagando el canto.

Ya mis rieles han visto pasar demasiados trenes,

Muchas voces de pájaros desordenados,

Muchos ríos locos jugueteando

Por mi cuerpo cóncavo y fecundo.

Aquí estamos, amado mío, aquí estamos

Con la soledad inclinada hacia nosotros

Gastada la tinta de mi pluma.

Cuando los días se tornen grises

Y el reloj haya marcado todas las horas

Las palabras murmurarán en mis oídos

Allá, donde bajan los trenes de la muerte

Quizás ahí recién acabe mi martirio.

Comentarios2

  • LUIS ADONAY VENEGAS LEYTON

    Hermoso y profundo poema a la vida y a la esperanza de tiempos mejores,
    ojalá cuando aún se está viviendo para disfrutarla y no sentirla como un martirio.
    Gracias por permitirme compartir tu inspiración.
    Purenino.

    • Gloria Lepilaf

      Muchas gracias mi estimado.

    • liborio cantillo

      Es un honor entrar en tu espacio y disfrutar la lectura de tus versos que llevan a ese espacio de tiempo donde vives y nutres tu hermosa poesia
      Saludos desde colombia

      • Gloria Lepilaf

        Muchas gracias, me alegra saber que te agrada mi poesía. Abrazos desde Lautaro-Chile, región de la Araucanía, el corazón del pueblo mapuche.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.