Emyzag

**~El Cuadro que Asusta - Cuento Corto~**

Había una vez un pueblo llamado el Cinurutu, cuando se percata un joven de la velocidad que tenía un cuadro inventado por la ciencia y por supuesto por él. Era un cuadro que retrata de menor a mayor velocidad en una pared en un “night club”. Todo el mundo se veía en el cuadro y el cuadro retrata. Pero, cada vez era mayor velocidad con que el cuadro retrata. Las fotografías salían instantáneamente, y era un desastre en el suelo recoger todas las fotografías y repartirlas a sus dueños. Y se hizo famoso, con tal cuadro veloz. Era en sí como un espejo donde la gente se mira y queda retratada. El joven, lleva al cuadro a una exposición en un museo de artes creadas e inventadas por gente creativa. Cuando el joven se percata, que en el cuadro se veía la gente mal formada y sin estructuración física de tal como eran, era que el cuadro tenía una magia. Todo aquél que se veía en el cuadro aparecía deformado. Y con una cara de usted y no de tú. Cuando el joven se da cuenta, era muy tarde para arreglarlo. Porque el cuadro yá había salido miles de cientos de réplicas para mostrar en “night clubs”. La gente le pareció ridículo y a otros le encantó la idea de verse como caricaturas instantáneas. Y así, el joven moldeó la sensación de retratar a gente y a público como caricaturas. El pueblo Cinurutu se llenó de sensación, cuando por vez primera se presentó el joven en un “night club”. Y se dispuso a ser famoso, salía en programas de televisión, patentizó el producto como un invento para alegrar la vida y quedar en recuerdo aquellas noches en el “night club”. Y llega a ser internacionalmente su cuadro muy famoso, y fue muy rico el joven con la venta y compra de este producto y creó una empresa para la producción de ese cuadro. Cuando llega a la vejez, se dice que, -se retrató el joven en el cuadro que él mismo inventó-, en el primer cuadro que él inventó y no saben qué… era él mismo de joven, salió la fotografía cuando él era muy joven y cuando creó al cuadro. Recordó todo en un instante, toda su vida y hasta cuando llegó a ser viejo, famoso y rico. Y sí, lo asustó en verdad no lo esperaba, y comenzó a crear ese nuevo cuadro espejo, donde la gente vieja se veía otra vez como joven, quizás no era el parecido perfecto, pero, una caricatura ideal. Y sí, obtuvo mayor ganancias, pero, un día cuando murió el joven se percató de que su reflejo quedó por siempre en el cuadro espejo por donde tantos años se miró y se reflejó en el como si fuera un adolescente que crea algo nuevo para la historia de la humanidad. Y en su funeral sólo se llevó su cuadro con su rostro joven como comenzó toda la historia. Su primer cuadro.

**~Fin~**



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.