Alberto Escobar

A Rosario Vercelli.

 

 

Me seduce tu mirada de noche iluminada
con clara luna suficiente al noctámbulo.
Sueño ser el amanuense de los poemas
que dedicas a tus platones imposibles
y, a continuación, desparramar la papilla
de colores y sabores que aderezan tus
quimeras sobre tu piel que, a modo de
brasa, cocerá mis ilusiones y las hará nada,
nada-de-nada-porque-no-soy-nadie:
solo una foto que escribe y palpita al
otro lado del ostracismo, y emite ondas
de radio para conectar con quien me sepa
vencido tras la trinchera vespertina.
Sé que si llevara a carne un anhelo
fundado en la imaginación, la mirada
profunda y castaña oscura que lanzas al
vacío se convertiría en barrotes de oro de
una cárcel de amor.


Me conformo con que existas, y si lo merezco,
con que me dirijas alguna letra, aunque sea

                                                                           muda.

Ver métrica de este poema
  • Autor: Albertín (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 4 de febrero de 2017 a las 18:28
  • Comentario del autor sobre el poema: Dedicado a mi amiga Rosario, para que baje de su estrella y juegue conmigo a crear mundos dentro de este.
  • Categoría: Amistad
  • Lecturas:
  • Usuario favorito de este poema: Ro Vercelli.

Comentarios1

  • Ro Vercelli

    Me seducen los momentos,
    las amistades de letras
    y los seres que aprendieron
    a escarbar la superficie.

    Me conmueve la tinta
    que busca robar el tiempo
    a la rutina para crear
    belleza y emoción.

    Muchas gracias, Alberto.
    Pusiste una sonrisa en mi rostro, amigo. Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.