carloszuluagazuluaga

VEJEZ

VEJEZ

 

Sobre el calvario de mi helada tumba

están los sueños de mi infancia muerta,

la juventud me acompañó hace tiempo;

la ancianidad me cierra ya la puerta.

 

 

Cabellos blancos en mis sienes llevo;

mi cuerpo enfermo, de dolor se agota,

sólo un alivio para el alma alcanzo...

la paz perene que en la tumba brota.

 

 

Miran al cielo mis cansados ojos;

mis pies muy lentos por el polvo avanzan;

y el retacito que de vida tengo

con mis plegarias hasta el cielo alcanzan.

 

 

Se está apagando para mí la estrella;

el sol consciente de mi mal se ha ido;

la luz ausente me dejó en tinieblas,

ya en una tumba yo estaré dormido.

Comentarios5

  • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

    Carlos:

    Preciosos versos
    a un tema tan real.

    Un abrazo de amistad.

  • Jesheral

    "Juventud adiós
    espérame mañana
    que envejezca"

    Recibe mi cordial abrazo y te comparto mi Haiku, que siento tiene relación con tu poema.

  • Fabio Robles

    Qué difícil tema. La ancianidad es un proceso normal que se debe aceptar con paciencia y sabiduría, si hay enfermedad, si es más complicado y triste. Vivamos día a día, es un presente. Saludos amigo

  • liborio cantillo

    No hay nada mas que decir,
    No llegs sola lo.importante es que nos acompañen en esta etapa
    Versos reales que se leen con agrado
    Saludos amigables

  • yosoyelquesoysiempre

    Muy buenos versos apreciado carloszuluagazuluaga.

    No escribes de manera asidua pero cuando lo haces es con suma calidad.

    He recorrido, sentido y vivido tus versos.

    Abrazos y saludos de amistad.

    Jaime Ignacio Jaramillo Corrales

    Condorandino



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.