Poetaso

AL BORDE DE LA MUERTE

AL BORDE DE LA MUERTE

Busco y encuentro el Job malherido,
pasivo, encogido;
arañando el vientre que le dio la luz.

Cuestionado grita al vacío,
escuchando muerte sin culpa;
agitando el silencio.

Y sigo buscando
pero los satélites desactivados.

Tu presencia, tu corte:
juez sin martillo,
ni plumas y ni alas;
condenado sin delito.

Yo gano tiempo esperando,
más de lo arrebatado.

¡Quedarme cómo he sido!;
salgo ganando vida,

aunque mal herido.

 

HÉCTOR PESANTEZ



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.