Raquelinamor

RECUERDOS DE REBECA Cuento



                                                                     

De las rutinas diarias que gustaba disfrutar Rebeca, estaba el caminar cada crepuscular atardecer, descalza sobre la hierba húmeda, extasiarse en los naranjas tornasoles, e imaginar como el astro rey cual bola de fuego ardiente se sumergía lentamente en las profundidades del lago, en aquel alejado horizonte que señalaba el encuentro fiel entre el lago y el cielo, y sentir como el reflejo espejo de sus aguas plateadas y el fondo verde turquesa de sus algas, embriagaban mágicamente su mente  inspirándole a escribir sus poemas de amor y naturaleza, haciéndola sentir dichosa por el privilegio de contemplar el maravilloso espectáculo, que el universo le brindaba al expirar el día, y al mismo tiempo veía con regocijo pasar ante sus ojos el plumeado desfilar de aves en bandadas prístinas con sus polifónicos trinos de primavera.

-

Pero Rebeca estaba viviendo su propio atardecer, se preguntaba: ¿Cuántos años han pasado? ¿Cuántas aves desde el norte han migrado cada estaciòn sobre ese cielo dorado? Y hasta adonde habían llegado sus pasos, ahora se encontraba al Sur de la Florida, tranquilo y hermoso lugar ideal para el retiro en el ocaso,  clima tan tropical como el mediterráneo, flora y fauna diversa, explayada en un paraje sin igual y a donde hubieron llegado gentes de diferentes culturas y lugares, creando un ambiente único, cálido, agradable y especial y aun así,  ella se quejaba… ¡Cuán rápido pasa la vida! pasan las aves, pasan las horas y los días, ¡Ah! si fuera posible retroceder el tiempo, regresar a la niñez, ¿Cuántas cosas increíbles y maravillosas no haría? y así, jugando con sus pensamientos se remontaba al pasado de su vida, abrazando los recuerdos, lamentándose de no haber vivido lo suficiente, que le faltaba hacer tantas cosas y…se quedó dormida en brazos de Morfeo.

-

¡Hola! ¡Buenos días Rebeca! ¿Qué tal su mañana? Veo que nuevamente ha despertado muy temprano, junto con el sol primaveral __Preguntaba muy educado un apuesto joven__ a lo que ella mirándole con asombro contestó, ¿Quién eres? ¿Qué haces aquí? ¿Cómo sabes mi nombre? A lo que él respondió sonriente __Soy su mayordomo o su ángel Gabriel__ ¿No me recuerda? ¡Niña! está usted en el pasado de sus primigenios sueños, rodeada de la mayor hermosura que conozca, sus días acá serán espléndidos y muy felices. Ahora permítame acompañarla, yo le ayudaré en el recorrido, Dígame: ¿Cuáles cosas no ha hecho y cuales quisiera hacer?

-

 

Entonces, al ver su cuerpo de niña, se percata que algo extraño había ocurrido, entiende que ha viajado en el tiempo y su tierno corazón comienza a latir abruptamente, ella esta desconcertada, confusa, no sabe que pensar, cierra los ojos y sabe que tiene algo más de sesenta años, y hay cosas que por mucho que pudiera desear, no podría hacerlas aunque quisiera, porque no eran apropiadas, ni cónsonas a ese cuerpo, como sentir el calor de la pasión perdida, con aquel hombre que ella amaba, o ver el rostro de sus hijos, o en un cálido abrazo estrechar sus nietos, ¡Oh No! ¿Qué había hecho? nada de eso ya era posible, y llora desconsolada, quería regresar al futuro, pero ahora era tarde, estaba infelizmente atrapada en aquel cuerpo.

-

 

Entonces, rápidamente en un intento desesperado por regresar, dirigió su mirada suplicante hacia su ángel Gabriel, diciéndole: No me importaría cuan corto fuese el resto de mi tiempo en el plano terrenal, ni me he de preocupar, por haber dejado de hacer unas cuantas cosas al azar, solo quiero vivir el resto de mi vida en compañía de mis seres queridos, no quiero volver a vivir condenada a una vida con memoria, con recuerdos, sin amor y sabiendo que aun cuando no fue perfecta, no quisiera cambiar ni un ápice de ella, no quiero dejar de tener todo cuanto tuve, lo bueno, lo malo, lo poco o lo mucho y lo que tengo ahora hasta el final de mis días. Ahora sé, comprendo que todo fue un aprendizaje, para aceptar mi destino.

 

-

 

MORALEJA:

Cuantas veces nos quejamos, vivimos lamentándonos de las cosas del pasado y no vemos los tesoros que tenemos en las manos y seguimos disconformes con lo que tenemos, deseando alcanzar un futuro mejor o de riquezas y en el empeño dejamos de vivir un presente afortunado.

-

 

Raquelinamor/

Venezuela 01/2017-3

 

 

 

 

Comentarios8

  • itxaso

    Bello relato y con una buena moraleja
    Un abrazo

    • Raquelinamor

      Gracias mi estimada poetisa Itxaso, por su amable visita, lectura y comentario. Reciba saludos de universal amor de raquelinamor.

    • yosoyelquesoysiempre

      Mi tierna y dulce poeta, mujer capaz de amar universalmente. Eres de verdad virtuosa.

      Narrativa de inconmensurable belleza hiciste y yo, en sublime abstracción, hice todo el recorrido avanzando junto a ti, tomado de tu mano y guiado por tu mágica pluma.

      Fue una expedición extraordinaria, el súmmum de la imaginación, de la fantasía, y del amor.

      Y al final, para no permitir perderme, me regalas como contera del camino trazado, ese excelso faro de MORALEJA.

      Gracias, poeta insigne, enorme mujer, por dar lo mejor de ti. Vale un potosí conocerte y ser tu privilegiado amigo.

      Un inefable abrazo de amistad.

      Tu amigo eterno.

      Jaime Ignacio Jaramillo Corrales

      Condorandino

      • Raquelinamor

        Mi amado poeta Jaime Ignacio, despues de disfrutar el placer de su amable comentario, me hubiera gustado que hubiera podido presenciar el inhalar de un profundo suspiro que provocò en mi ser, sobre todo porque no me creo merecedora de tales halagos, soy simple escribiente de momentos cuando los pensamientos me hacen divagar, a veces resultan de mi agrado y otras muy tristes, pero en esta ocasiòn me siento gratificada, y podrìa escribir eternamente sin cansancio, si al final tengo la certeza de tener un solo lector, que como usted, ninguno. Gracias de nuevo, por la felicidad brindada, y reciba igualmente un fraternal abrazo y saludos de universal amor de su amiga raquelinamor

        • yosoyelquesoysiempre

          Honor colosal. Tomo nota, orgulloso, de ese inhalado y profundo suspiro.
          Ratifico las palabras de mi comentario, en todo su conjunto. ¡Así es !

          Bendiciones

        • -VENUS-

          Vaya amiga Raquel, que sabía y hermosa reflexión nos has compartido, que placentero, pero sobre todo enriquecedor es leerte, siempre dejando algo más que poesías en tus letras, sencillamente eres admirable.

          Me encantó leerte.

          Recibo tu abrazo universal y te respondo con todo mi cariño y afecto.

          • Raquelinamor

            Cuan afortunada me siento hoy, cuando me visita hasta la DIOSA VENUS del Olimpo regalandome tan bello comentario. Gracias estimada poetisa amiga por tu amable visita y me hace feliz saber que os agradado y recibido la intenciòn de mi reflexiòn. Recibe cordiales saludos de universal amor de esta tu amiga raquelinamor

          • María Isiszkt

            Buen consejo, hermoso lo has hecho
            Un abrazo

            • Raquelinamor

              Gracias mi querida poetisa Isiszkt, me alegra que os haya sido de agrado, Lo hermoso esta en el corazòn del lector, cuando es capaz de recibir el mensaje de la reflexiòn. Gracias por la visita y recibe saludos de amor universal de raquelinamor

              • María Isiszkt

                Es que así lo siente cuando os lee

              • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

                Raquel:

                La verdad hecha relato.
                Felicitaciones, escribiste
                muy bien.

                Un abrazo de oso.

                • Raquelinamor

                  Gracias estimado amigo FABIO BOHORQUEZ, que gusto saber que fue de tu agrado, gracias por tu amable visita, siempre es un placer saberte entre mis lectores, es un honor que haces a mis sencillas letras con lo buen poeta que eres.Recibe saludos de amor universal de raquelinamor

                • kavanarudén

                  Mi dulce y adorada amiga.
                  Mientras leía escuchaba la música del atardecer. Simplemente sublime, etéreo.
                  Me fuiste llevando despacio de la mano y juntos nos adentramos en aquel hermoso atardecer.
                  Sentí tu nostalgia, tus incertidumbres, tus anhelos.
                  vimos juntos el arcángel Gabriel, precioso como siempre lo había imaginado.
                  Cuánta razón en tu cuento, a veces nos lamentamos de, pasado, de lo que no hicimos y nos perdemos el presente, ese enorme regalo que estamos viviendo.
                  Un placer leerte.
                  De mi parte un fuerte y caluroso abrazo
                  Te quiero amiga.
                  Kavi

                  • Raquelinamor

                    Sabes un secreto mi amado OMAR, cuando leo los comentarios siempre te dejo de ùltimo, porque estoy segura que voy a deleitarme y a releerlo, algo asi como una niña que guarda su mas rica golosina para degustarla de a poco, jejeje! Bien, a veces le dejamos la puerta abierta al niño que llevamos dentro para que haga sus tremenduras. Gracias, muchas gracias, ¡sabes! me pregunto: si sera un pecado engolizinarse? sobre todo porque tambien viste con mis ojos al Arcangel Gabriel. Besos y Bendiciones de amor de Raquelinamor

                    • kavanarudén

                      No creo que sea pecado y si lo es, me declaró públicamente pecador 😊
                      Michas gracias por tan delicioso comentario.
                      La admiración y el gusto es mutuo.
                      Un beso

                    • Hay 1 comentario más

                    • Hugo Sánchez

                      Hola Raquelin!!!!

                      Muy buen relato che, con una realista moraleja.

                      Bello amiga. Besos

                      • Raquelinamor

                        Mi estimado amigo HUGO SANCHEZ, Bienvenido! me es grata tu visita y comentario. Que bueno saber que a vos haya gustado la cruda moraleja . Y recibì saludos de universal amor desde Venezuela hasta esas apasionantes tierras lejanas, donde el magnetismo polar hace de la musa privilegio de poetas como vos. Raquelinamor

                      • Gisela Guillén

                        Como siempre un placer visitar tu espacio.
                        Un abrazo raqueling

                        • Raquelinamor

                          Agradecida en tu comentario mi querida Gisela, es un honor tenerte, me hace feliz tu visita. El placer es todo mio, y recibe saludos de universal amor y bendiciones de raquelinamor



                        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.