Jhon Deivy Torres Vidal

CANTO POR REVERDECER

Estuve buscando la daga con que el tiempo

acribilló los percances ingenuos de mi infancia.

Escribiendo estuve los molinos de tinta

que soñé hace tiempo, cuando el sol aún lactaba.

Hoy he llegado a punto de curar mis heridas

con las manos rotas; al crepúsculo enfrenté

con preñez de silencio y fuerzas vencidas.

Si encuentro el juguete que extravié en recuerdos rizados:

el trebejo materno, el filial - ¡Qué juguete!-

habré vuelto a nacer en este cuerpo forjado.

¿Naceré con los cantos que de niño eructé

y que en el ara de cera a mi voz despertaron?

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.