Samuel Santana

Mortifera serpiente

Tú soltaste tus palabras

como quien libera a un

pájaro de una jaula.

Pero estaban llenas

de perversidades.

Todo cuanto deseabas

era destruir mi alma,

mi fuerza, mi honra y

aún mi destino.

Hoy te evado como el

caminante a la ardiente

serpiente en el desierto.

 

Comentarios2

  • Miriam Inés Bocchio

    Hermoso poema Samuel,lástima que cada vez son más las personas que lastiman,no se si es por dinero,envidia.
    Un fuerte abrazo de Inesita

  • diego leonardo

    preciso y cargado de vida



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.