Raul Gonzaga

Arrancaste el espino

 

Solitario me hallaba, ¡cuán letal soledad!
Contemplaba azul cielo pues buscaba una estrella
Que salvara el naufragio que dejó una querella,
Quise nueva esperanza, otra oportunidad;

Busqué un puerto seguro, otra vez libertad,
Pues no hallaba salida; vi una vana centella,
Un amor tan fingido, vana sombra de aquella
Fatua, oscura prisión, de dolor y crueldad;

Enfrenté otro desprecio, mar de inmenso dolor,
Fatuos tiempos de dicha, despiadado destino,
Un sendero de llanto y total desamor;

Me sentí tan deshecho en tan rudo camino,
Que ya nada quedaba, sino polvo de amor,
Mas llegaste de pronto: ¡y arrancaste el espino!…

Comentarios3

  • Raul Gonzaga

    Nunca pierdas la fe, el amor llega cuando menos lo esperas para rescatarte de la terrible soledad que te deja el engaño y el desamor...

  • Fabio Robles

    Raúl bellos versos alejandrinos con un tema muy bien llevado , te felicito . mi saludo para ti

    • Raul Gonzaga

      Fabio Robles, gracias querido amigo; es un intento de soneto real; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

    • JADE FENIX

      Así como nos atrapa, nos libera, y nos vuelve a atrapar, lo importante es nunca dejar de amar.
      Bellas como siempre tus letras amigo.
      Un placer leerte.
      Un fuerte abrazo.

      • Raul Gonzaga

        Jade Fénix, gracias querida amiga, gracias por tu apoyo; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.