Cyrene

Huecos de mar (a un poeta triste)

 

Este pálido dolor que adivino en tu mirada

se asemeja a esos huecos de mar, albinos,

que, como orillas desnudas arañan el alma.

 

Aquí, en tu palabra, ha encontrado mi pupila

tu jerga que apostilla con su lábaro

en la cima desafiante del verbo,

 

(asoma un vendaval en los campos de trigo)

 

con las cortinas tupidas de silencio

acabo de heredar desasosiego.

 

Comentarios5

  • Faeton

    ¿Qué poeta no es triste? Muy hermosa la segunda estrofa, con versos realmente inspirados como: "con las cortinas tupidas de silencio". Buen manejo del vocabulario, siempre lato, y de las metáforas.

    Si me permites, te haré unas corecciones de estilo, y perdona mi atrevimiento:

    Este pálido dolor que adivino en tu mirada
    se asemeja a esos huecos de mar albinos,
    que, como orillas desnudas, arañan el alma.

    Aquí, en tu palabra, ha encontrado mi pupila
    tu jerga que apostilla con su lábaro
    en la cima desafiante del verbo
    -asoma un vendaval en los campos de trigo-
    con las cortinas tupidas de silencio,
    acabo de heredar desasosiego.

    Un abrazo, amiga Cyrene.

  • benchy43

    Hermosa poesía, mi admiradas felicitaciones, amiga. Un beso. Ruben.

  • Poemas de Pepita Fernández

    Qué caudal lo que en ti despierta la palabra hecha verso triste , tristeza del alma de casi todo poeta , Precioso
    Saludos .......................................Pepita

  • luz

    Què don!...gracias por compartir. Luz

  • Franklin Sandi

    Hermoso poema, Cyrene, lleno de sensibilidad por el poeta triste que te transmite también su tristeza. Me gusta mucho tu estilo y el uso tan especial de las palabras que se trenzan en metáforas.
    Un beso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.