Samuel Santana

El poder de una sonrisa

El resplandor de tu sonrisa

me estremeció.

Fue como saeta en el hondón

del alma.

Cambió mis pensamientos y

todo el destino.

 

Para calmarme,

la busco en el sonido del silencio,

en el olor de la tierra mojada,

en la mirada de las estrellas,

en el trayecto de un colibrí

y en el canto triste de una

sombra invernal.

 

Mi paz, mi felicidad y todo

cuanto sueño,

solitariamente dependen de

su gran misterio.

Aunque sufra en los cañones,

en los bordes de los precipicios,

en las garras de las fieras,

en los mortíferos valles,

no descansaré hasta

alumbrarme en su ardor.

Comentarios1

  • Nhylath

    Hermosas letras dedicadas a esa sonrisa que sale del alma ...a esa sonrisa que encierra un gran poder, el poder de transmitir felicidad en nuestro entorno!
    Un gran abrazo, poeta. Ha sido un placer haber visitado su espacio!
    Nhylath

    • Samuel Santana

      Gracias Nhylath por pasar por estas letras.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.