Marcelo Baranda

Veinticinco cero ocho dieciséis

Quiero palparte,

hacerte mía

y que me dejes llevarte...

 

Tengo un lugar

donde poder improvisar

y se permite amar...

 

Sedientos debido a 

imprevistos movimientos,

transformando sábanas en momentos...

 

Brota miel y color,

de esa piel, sin pudor,

se siente el calor...

 

La mañana ya se muestra,

nosotros sonriendo y

gestando la conversa,

recordando aquella noche,

PROPIEDAD NUESTRA.

 

 

Comentarios1

  • kavanarudén

    Sentido y profundo poema.
    Amor profundo y del bueno destila tu versar.
    Un gusto leerte.
    Aprovecho para darte la bienvenida a esta gran familia del alma.
    Cualquier cosa estoy a tus órdenes.
    Kavi

    • Marcelo Baranda

      Un gusto y un honor.
      un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.