Francisco Caleros de la Roca

L A B R I E G O

Señor . . . ¡ Aquí estoy !

al fin pude doblar mis rodillas

abrir mi boca y enderezar mi lengua

para acercarme a Tí y hablarte.

                  @

Señor, aquí están mis manos

¿ en qué puedo servirte ?

ya no quiero cargarte con mis penas

ni con mis debilidades, ni con mis errores,

ahora quiero servirte a Tí.

                     @

Señor,  ¡ Heme aquí !

hazme como  uno de tus siervos

que madruga en cada jornada

con mis aperos de labranza al hombro

para servirte de sol a sol.

                @

Caminar el sendero que me trazaste

quiero llegar al campo de tu cosecha

tomar el arado de tus mandamientos

y la hoz de tu palabra santa, segándome.

                      @

Labriego quiero ser de tu mies,

la servidumbre de tu trono

la semilla de tus enseñanzas quiero esparcir

y así, encontrar un lugar en tu refugio.

                     @

Señor, ¡ Aquí está mi corazón !

para amarte sin límtes

 

Señor, aquí estoy

¿en qué puedo ayudarte ?

 

Jaime García Alvarez

 

 

Comentarios5

  • Poemas de Pepita Fernández

    La última estrofa lo dice todo , hay en el pòema una súplica para poder servir al prójimo , que es servir a Dios .Hermoso
    Saludos .................Pepita

  • Franklin Sandi

    Absolutamente espiritual. El mundo sería mejor si muchos sintieramos lo que tu sientes. Y actuáramos en consecuencia.
    Un abrazo, amigo Jaime.

  • benchy43

    Muy buieno, amigo, recibe mis felicitaciones y un abrazo fraterno. Ruben.

  • jacinta ceballos

    Esta muy lindo quizàs el final yo le pondría:

    ¿en qué puedo ayudarte ? .......¿en què puedo servirte?

    pero solo es un coemntario....Felicidades

  • Jesus Paredes Ortiz

    Es cierto que es espiritual y que la ultima estrofa la has dibujado, pero díme Jaime ¿Dios tiene e-mail?, lo digo por la señal decorativa de @
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.