//www.poemas-del-alma.com/

Francisco Caleros de la Roca

L A B R I E G O

Señor . . . ¡ Aquí estoy !

al fin pude doblar mis rodillas

abrir mi boca y enderezar mi lengua

para acercarme a Tí y hablarte.

                  @

Señor, aquí están mis manos

¿ en qué puedo servirte ?

ya no quiero cargarte con mis penas

ni con mis debilidades, ni con mis errores,

ahora quiero servirte a Tí.

                     @

Señor,  ¡ Heme aquí !

hazme como  uno de tus siervos

que madruga en cada jornada

con mis aperos de labranza al hombro

para servirte de sol a sol.

                @

Caminar el sendero que me trazaste

quiero llegar al campo de tu cosecha

tomar el arado de tus mandamientos

y la hoz de tu palabra santa, segándome.

                      @

Labriego quiero ser de tu mies,

la servidumbre de tu trono

la semilla de tus enseñanzas quiero esparcir

y así, encontrar un lugar en tu refugio.

                     @

Señor, ¡ Aquí está mi corazón !

para amarte sin límtes

 

Señor, aquí estoy

¿en qué puedo ayudarte ?

 

Jaime García Alvarez