Hija del mar

Mi mariposilla

¡Revoltosa y juguetona,

alegre e inocente,

revoloteando como siempre,

agitando tus alitas,

impregnando el ambiente 

de sonrisas y alegría,

tan tierna, tan bonita,

alegrándonos la vida!

 

Comentarios1

  • kavanarudén

    Un hermoso poema.
    Hay personas que nos alegran la vida solo con su presencia.
    Un abrazo
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.