Adriana Sastre

A esa.

                                                    A  ESA                                        

Envidio  aquella

que tus noches acompaña

Y te entregas en abrazos y caricias lisonjeras.

Esa,  que escucha los latidos de tu pecho

 Y sin pronunciar palabra

 termina por robarte

aquellos dulces besos de tan astuta manera.

Envidio a esa,

que te vuelve tan poeta,

cuándo en la helada oscuridad

en la alfombra te desvela.

Esa que tu olor le pertenece

Y sigilosamente tu intimidad arrebata,

mientras de día aguarda

sumergida en tus sábanas.

Envidio a “ESA”

que tu rostro hoy contempla,

cuándo en mi abatible lloro,

siento que por esa me cambiaste.

No son celos los que dices que yo  siento,

son deseos por cambiar a “esa”

a esa envidiable almohada

por los besos tan reales que tengo para entregarte.

Comentarios4

  • Jareth Cruz

    Jeje, no me esperaba tal final. Muy buen poema. Un placer leerte.
    Saludos.

    • Adriana Sastre

      Querido Jareth, mil gracias por tu comentario.
      Abrazos!!

    • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

      Adriana: Hola, escribes muy lindo.

      El final inesperado.

      Felicidades.

    • JAVIER SOLIS

      Cuanta pasión en tus versos, cuanto anhelo y deseos que ésa almohada te arrebata.
      Muy lindos versos que me ha puesto celoso. ja ja ja
      Con infinito cariño
      JAVIER SOLÍS

      • Adriana Sastre

        Mi almohada me acompaña
        en las noches de intenso
        frío.

        Gracias por leerme, Javier.

        Abrazos.

        • JAVIER SOLIS

          Sólo atino a decir"Cómo quisiera ser ésa almohada" te imaginas lo que sería?.
          Sólo puedo soñar y soñar no cuesta nada.
          Con mucho cariño
          JAVIER SOLÍS

        • Adriana Sastre

          Jajajjaaaaa.

          Mi almohada
          esta ocupada.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.