Evandro Valladares

EL BASTARDO

El Bastardo

Va  arrastrando su encono y su gran furia

su mirar es filoso, hosco y siniestro.

No va  a la misa rechaza la curia

y dejó de rezar el padrenuestro

 

La vida de temprano lo maltrata

a su padre no llegó a conocer.

La bonanza  con su madre fue  ingrata

todo ha sido un continuo padecer.

 

Su escuela mañanera fue la calle.

aprendió lecciones de hambre y dolor

Frustrado recorrió el inmenso valle

de pastos, donde crece el desamor.

 

Su traje más que ropa es sucio trapo

su piel por el sol  exhibe curtida

su ilusión también es roído harapo

por  miseria y  pobreza carcomida

 

Transitó su niñez y adolescencia

en  caos de principios y valores

fue ultrajada temprano su inocencia,

va creciendo entre vicio y resquemores.

 

¿Qué se puede esperar  en su adultez

lleno de rencor odio y frustración?

El único refugio es la embriaguez,

ignora  rezar, ignora oración.

 

Lo aterra su soledad espantosa

y alucina escuchar que alguien le nombra;

responde con voz débil,  quejumbrosa

y solo oye el silencio de su sombra.

 

En sórdida celda se encuentra un día

acusado de robo y agresión.

Su  congoja le llega ya tardía,

por  la droga llegó a la sin razón.

 

La vida le fue violenta e ingrata.

El arribó al mundo inocente y puro,

fue víctima del machismo que mata

y  un social y maléfico conjuro.

 

 

 

 

Comentarios7

  • dreamer

    Woooh es el relato de un tipo de vida para algunas personas, es tan difícil escribir cuando cualquier camino que transites es casi como una ilusión, sin ningún apoyo, sin ninguna confianza, sólo cayendo. Es un relato que es una realidad. Saludos.

    • Evandro Valladares

      Es una realidad muy cruda . Soy medico y me ha tocado vivir situaciones muy dramáticas con mis pacientes. Gracias por tu comentario y el pasar por mis letras.

    • nelly h

      Triste destino del desatino de la vida de un ser inocente sin culpa. Su único pecado ser bastardo y una condena social y familiar que lo lleva al cataclismo.
      Y pienso que es la cruda realidad de tantos seres que deambulan por este derrotero terrenal.
      Excelente poema!

      • Evandro Valladares

        En nuestros medios donde impera el machismo y la paternidad irresponsable, es frecuente esta realidad trágica. Gracias Nelly por tu presencia en mis letras. Un abrazo.

      • Miriam Inés Bocchio

        Qué cruel realidad has relatado.Pensar que así se vive en muchos barrios.Los que recorremos sabemos del dolor,el hambre,la tristeza y la humildad y buen corazón de esa gente que sufriendo muestra una sonrisa.
        Abrazos de Inesita

      • Evandro Valladares

        Si Inesita , El niño nace puro. La sociedad y la injusticia e irresponsabilidad humana lo deforma. Gracias por pasar por mis letras.

      • Cesar de la Noval

        Me ha gustado mucho y tal real
        Saludos

        • Evandro Valladares

          Gracias Cesar por pasar por mis letras y que hayan sido de tu agrado. Saludos cordiales.

        • Anitaconejita

          Mi amigo siempre sorprendente con lo que escribe, es una cruel realidad tan dura como la vida, abrazos mi buen amigo.... Un abrazo Bolero
          Buenisimo ...
          Anitaconejita

          • Evandro Valladares

            Anita , la vida tiene tantos matices , tantas aristas, tantos dramas que debemos agradecer a Dios que nuestras cruces no son tan pesadas. Su paso por mis letras significan mucho para mi estimulo literario. Son tan atinadas y benévolas que me gratifican enormemente. Un abrazo extendido y bolero.

          • Arenilla

            Exclente narración poetíca que logra llegar a lo más profundo amalgamando sentimientos.

            • Evandro Valladares

              Tus palabras son un hermoso cumplido para mis letras. Un abrazo y saludo agradecido desde Honduras.

              • Arenilla

                Muy amable, gracias por su gentil saludo. De la misma forma reciba usted un saludo cordial.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.