Leandro

Cantos inundados de la tierra

Mientras vuelves,

Los poemas son escritos

Con tiza blanca de pizarrón,

En rocas y en madera,

En todos muros que puedan pensar,

En tablones de los parques

Y en la mesa de la cocina,

En la arena de la playa

Con sus olas desteñidas.

 

Este tiempo que espera

Sabe que tú guardas un secreto

Bajo la sombra de tu cama,

Que no tiene más remedio

Que quedarse ahí varias estaciones,

Viendo la luz por la ventana.

 

Las calles cubiertas

Colores derramados a los ojos,

Siluetas danzantes en la costa

El viento todo lo anima,

Una memoria truncada

De tus pasos bajando la colina.

 

Mientras vuelves,

Me mantengo escribiendo

Por las tardes en el gran silencio,

Me sumerjo en tu inspiración

Y el misterio en tus cabellos se anida,

Se vuelve cercano tu rostro

Más cercano que mi propia vida.

 

El crepúsculo que arde sobre el mar

Me importa tanto verte sencilla,

Verte ordenando tus cosas

En tu espacio que al mundo se cierra.

Me importa saber que lees

Los poemas escritos esta tarde,

Los cantos inundados de la tierra.

 

Leandro

Derechos Reservados

2016



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.