walter rafael aguero gomez

Renuncio a renunciar.

El preso renuncia a la libertad

tras las rejas amargas del pasado.

Su pensamiento sigue libre;

él puede arrancar 

de su triste recuerdo

todo aquello que lo arrastró

a la cárcel del presente.

Renunciar a vivir,

es como un condenado a morir,

esperando la madrugada

para dejar escapar la vida;

negándose a encontrar el sol,

entregándose al último atardecer

que dará paso a una eterna noche

envuelta en llanto.

Renuncio a renunciar

como un acto de libertad.

Ahogo los versos tristes

en el vino embriagador

del optimismo.

Escapo 

de esta sociedad necia.

insensata,

vacía...

Me quito el traje del afán,

me envuelvo en el amor,

disfruto el detalle.

 

Comentarios4

  • Rafael Panamá

    Magistral el fraseo, me encantó. Una secuencia rítmica que te envuelve y te lleva al mismo sitio donde el poeta ve a ese fantasma. Felicidades. Rp

  • walter rafael aguero gomez

  • gaston campano

    Renuncio a renunciar, es la forma de ganarle a la vida.
    Saludos

    • walter rafael aguero gomez

      Así es. Realmente, ese es el fondo del poema. Es vivir al máximo el eterno presente. Gracias por tu comentario.

    • YA SABES QUIÉN...

      y a ganar el pan de cada día.
      saludos amigo Walter.

      • walter rafael aguero gomez

        Saludos. Escapo de las falsas creencias; pero, nunca de mis responsabilidades. Por cierto, vivo en Venezuela y aquí el PAN cada día está más difícil.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.