Leonor Cuevas Martín

La borrachera

Con el sentido perdido aun sin quererlo

y con la vista en perfectas condiciones,

las imágenes que el cerebro  devuelve

no son reflejo fiel de las situaciones.

 

Esa euforia que produce el alcohol,

que te evade y que te aparta del momento

solo cambia los agobios que conoces

por un placer que de penas no está exento.

 

Pues, a veces, quien se emborracha por reír

acaba llorando bastante compungido

y el que quisiera olvidarse de sus problemas

puede encontrar el hospital como destino.

 

Comentarios3

  • Flor Erendira

    Tienes mucha razón Leonor, un poema para crear conciencia.

    Un abrazo

    • Leonor Cuevas Martín

      Gracias por considerarlo digno o válido para crear conciencia. Nunca me he emborrachado pero acabé en un hospital con una amiga. Los estragos llegan a todos.

      Un saludo. Leonor

    • Lita_81

      Los efectos del alcohol son varios, en dependencia de la tolerancia y la asimilación del organismo, en los cuales los ha figurado muy bien.
      Agradecida de leerlos.
      Saludos fraternos

      • Leonor Cuevas Martín

        Gracias por comentar, pues son alentadoras tus palabras.

        Un saludo. Leonor.

      • p6g5n

        Bonito poema y sensato mensaje. Un saludo J.C.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.