Samuel Santana

Celos

Esculpo versos mientras ella,

en el silencio de la alcoba,

pasa fría la noche.

A través del inmenso mar

 de nieblas alcanzan ojos

 tenues luces en ventanales.

Por el viento va,

lúgubre como el sueño gris,

la carroza de la desgracia.

¿Por qué no alcanzan

 éstas mis palabras sus oídos?

Tras árboles cantan pájaros de arroyuelos.

Entre ellos, un ave triste,

 vacía y sin arpa.

Sin querer,

imagino el inmenso cuerpo sobre el lecho;

 huérfano, anhelante y volcánico.

Ella piensa en olor a aurora y

 en gotas cristalinas deslizándose

 suave como algodón

por pétalos adormilados.

Más sé que ignora mi vigilancia

 sufriente, agonizante y

 desesperada cual barco sin destino.

En celo, mi alma puso cerco

 de fuego a sus paredes envidiables.

Soy centinela de altura

 con dardos y espada indomables.

Solo al aroma primaveral

 del jacinto permito tocar, con cauto disimulo,

 su mordiente anchura emblemática.

 

 

 

 

Comentarios5

  • Lita_81

    Bello poema estimado poeta. Los celos muestra de amor pero cuando son medidos dejan buenos toques de dulzura, sin dejarse perder en la locura que incautamente toca el alma.
    Saludos poeta

    • Samuel Santana

      Asi es: todo en su justa medida. Gracias por tu visita

    • Beatriz Blanca

      Muy bueno y sentido todo lo que expresas en estas letras. Los celos nos llevan a lugares tenebrosos que deben ser evitados siempre.
      Un sincero saludo de admiración, poeta.

      • Samuel Santana

        Gracias Beatriz por entrar a este portal. Paz

      • Gisela Guillén

        Muy buen poema. Un placer pasar por tus letras
        Saludos Samuel

        • Samuel Santana

          El gozo es mìo al verla por aquì. Abrazos

        • Maggie Villeda

          Tremendo escultor de la belleza de una mujer, pero cave decir con grandeza, que hay en el muchos celos y tristeza.

          Hermoso poema!

          Poeta Samuel Santana.
          Bendiciones!!!



          Maggie:)

          • Samuel Santana

            Cuanto me alegro haya sido de tu fino agrado, Maggie

          • Hugo Emilio Ocanto

            Los celos no tendrían que existir, pero están...
            Muy bueno su poema, poeta,
            Mi saludo.
            Hugo Emilio.

            • Samuel Santana

              Gracias por pasar por aquì, Hugo



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.