Galrock

Esperando a que Amanezcas

 

 

Esperando a que Amanezcas

 

 Luz de fuego despierta y sal,
sal y alumbra a este mar desierto.
Agua turbia de arena y sal,
que brota en gotas de mis ojos negros.

 

 

Ojos que ya nunca más verán,
porque ya vieron lo que no debían.

 

 

Verte alegre y verte vivir,
lentos pasos hasta la orilla.
Verte triste y verte morir,
sumergida en el fondo de la bahía.

 

 

Fue tu tumba de arena y sal,
y agua turbia de alcantarilla.

 

 

Sal alumbra mi cuerpo entero,
es tu calor, mi luz y mi energía.
dulce ángel que subió al cielo,
siempre has sido el sol en mi vida.

 

Comentarios1

  • bambam

    Un gusto leerte

    • Galrock

      Muchas gracias! Saludos!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.