Leonor Cuevas Martín

Un tonto muy listo

 

Fui poeta tan solo por un día,

quizá el vino escribiera por mí.

Solo sé que las palabras sentí

hervidero extraño de mi hombría.

 

Miraba al cielo y me sonreía,

cogiendo el papel salía de sí.

La pluma fluía cual dentro de mí

y escribiendo bello me deshacía.

 

No pensé jamás que fuera capaz

de plasmar con pluma lo que pensara.

Acaso soy un tonto muy sagaz.

 

Del campo a la escuela poco paseara.

Nunca destaqué por ser tipo audaz,

aunque en prosperar siempre yo pensara.

 

Comentarios2

  • p6g5n

    Sencillo, simpático y natural. Tu anagrama lo veo como árbol en una dehesa de pastos y encinar. Me gusta el anagrama y el decir. J.C.

    • Leonor Cuevas Martín

      Este poema encaja con ese mi anagrama, como si lo hubiera escrito un hombre de campo un tanto ebrio y sin estudios sentado al pie de ese árbol. A veces, el talento se esconde en lo más sencillo y escondido.

      Un saludo.

    • p6g5n

      Tengo un libro de cabecera. "El Miajón de los Castúos" Viendo el anagrama añadiría "

      >Y sus dirán también como parlamos
      los hijos déstas tierras, porqu´i icimos asina: jierro, jumo, y la jacha y el jigo y la jiguera>



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.