Pluma Mistica

POEMA A LA HIJA AJENA

 Ojitos claros me miraron

Sonrisa amplia e inocente

Tu voz acarició mi ser dulcemente

Mientras mi nombre hacía ecos en tus labios.

 

Pequeña niña despertaste en mí

Un instinto maternal que desconocía

Y al quererte descubrí

Un hambre nueva jamás sentida

 

Tus abrazos en mi cintura

Me llenaron de ternura

Enamorando mis sentidos

Con gestos que se adueñaron de mi afecto.

 

Eres inspiración de estos versos

Que sin verte, te pienso

Y sin hablarte, te siento

Eres la inspiración que descubría

Mientras este instinto maternal de  mi emergía.

 

Eres hija ajena, pero te quiero como a mía

Cerrando mis ojos vuelvo a contemplarte

Aunque no seas parte de mi universo ni de mis días

Prometo mi niña jamás olvidarte.

Comentarios2

  • Lita_81

    Hermoso sentimiento, el amor de madre se desarrolló por la conexión fraternal que estableció con la niña. Aun no siendo madre este puede florecer.
    Felicidades

    Salidos del alma

  • EdithElviracolquirojas

    bello poema de amor maternal -te invito a mis letras saludos

    • Pluma Mistica

      Gracias mi querida Edith, te seguiré



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.