Samuel Santana

El vigía

Madre,

no me lleve a médicos ni me dé  brebajes.

Lo que por dentro me ahoga y

quema no es mal común de la carne.

¡Ay madre mía!

Si la hubiera visto ayer.

Rodeada de doncellas estaba  en el jardín,

vistiendo su túnica de imperio,

la tiara de colores,

los collares,

los zarcillos y la sandalia

 piel de cabra con perlas.

El resplandor de su majestad

llenóme de confusión.

A tal punto fue que en la garita

 descuidé los caminos enemigos

y casi caigo entre fieras

rodando por los encalados muros.

¡Santos cielos!

El olor de su piel,

amaestrada por esos ungüentos

 de eunucos, se sobrepuso

al de la alheña y al jazmín.

Así me llegó al vergel del alma.

Madre,

ayer me dijiste que es locura

 de desamparado viajero de mares sin puertos.

Perdóname, pero

¿qué sabe el corazón

 de razón y torceduras?

Es un bohemio atardecido por copas,

un juglar componedor

 de marionetas salobres y

 una bestia desbocada entre sauces y espinos.

Ya me he visto cual hidalgo

 o gran señor parado frente a su imperio.

Sabes, en aquella soñolienta

 noche de invierno sus ojos

arañaron las estrellas de mi espíritu

 y me lanzaron a las ondas

insondables del vendaval.

No soy héroe ni lo intento,

más por ella descarrilo mares,

sacudo vientos,

descobijo cielos,

muevo estrellas y

recojo los nenúfares en los mortíferos y

 lúgubres pantanos del olvido.

¿Cuál bien sería el precio a mi osadía?

¿Calabozo, azotes o destierro en Patmos?

Ay madre mía,

por amor de Dios no me resondre

 ni me mires con angustia,

que aún en el cadalso,

con la sangre rodando,

yo sentiré la gloria.

 

Comentarios4

  • Lita_81

    Delirios de un bello amor convertido en versos que van en cántico a su musa y tormento de su madre en su inspiración para ella sufrimiento. Me ha gustado bellísimo poema. Abrazos del alma

    • Samuel Santana

      Gracias por estar ahì

    • Fabio Robles

      Samuel
      Se paga cualquier precio, cuando la ilusión viaja buscando la musa del amor. ¡ Qué bien lo escribiste, sobresalientes letras !

      • Samuel Santana

        Gracias, poeta Fabio. Mi respeto y alta estimaciòn.

      • Llamarada

        Indudablemente tienes maestría para plasmar en poesía lo sublime de un amor grandioso.
        Sinceramente hermoso.
        Un abrazo... Manuel

      • Beatriz Blanca

        Has inundado el espacio con aromas que nos envuelven en el embrujo del amor.
        Es un poema relato muy exquisito.
        Un cálido saludo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.