Leonor Cuevas Martín

La primavera

Marchan los días de invierno

cortos, tristes y lluviosos

y dan paso a otros distintos

más largos y calurosos.

Los abrigos y bufandas

y los botines de pelo,

poco a poco, sustituimos

por satén y terciopelo.

Coloridos en las ropas,

flores que adornan los árboles,

los deportes se retoman,

la gente vuelve a las calles.

El aletargo se acaba,

la luz del Sol nos anima,

es hora de hacer limpieza

en nuestras casas y vidas.

Si el invierno es apagado,

la primavera es activa

y desde niños a ancianos

disfrutan de romerías.

De romerías y fiestas,

para todo, gustos hay,

la primavera te  inquieta,

y te hace ver lo que no hay.

Porque la sangre se altera,

los ojos, lucidez pierden

y lo que parece que ves

sigue del color de siempre.

Pero resulta agradable

ese estado de inconsciencia

donde el Sol brilla y nos borra

nuestra mirada más seria.

Comentarios2

  • Llamarada

    Perfecto alegato hecho en defensa de la primavera con tu lirismo tan peculiar. Ya pronto tendrás que ensalzar el verano.
    Me gusto leerte. Dulces sueños
    Un cariñoso saludo y feliz miércoles... Manuel

    • Leonor Cuevas Martín

      Hola, Manuel: Te agradezco tus comentarios y como veo que analizas bien, me gustaría que me dijeras qué ves en el lirismo que transmito. Dices que es muy peculiar, y como tampoco he leído mucha poesía, sé que tengo estilo propio como lo tengo en narrativa. Ya me lo decían los profesores cuando hice un curso de narrativa pero de poesía no he cursado nada.
      Aspiro a tener un estilo propio como en la vida, y te agradecería que me dijeras qué aprecias de lo que lees, te parezca mejor o peor, pero me lo comentaras. Me servirá de mucho para sacar mi propio estilo, aunque ya lo creo marcado.
      Un saludo.
      Leonor

    • Marco Antonio (El Gringo)

      bellos versos... un placer leerte

      • Leonor Cuevas Martín

        Gracias por tu comentario. Me alegra saber que la gente de ciencias estamos también muy ligados a las letras, aunque mucha gente lo crea imposible.
        Un saludo.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.