Diaz Valero Alejandro José

La gula de la oruga

Una oruga golosa

sin pensar en nada

come y destroza

las verdes ramas.

Como está cansada

duerme y reposa

y despierta ansiosa

más hambreada,

en las ramas frondosas

donde está ubicada.

Parece que adivinara

de forma curiosa

que será mariposa

el día de mañana

y volará airosa

elegante y vistosa

agitando sus alas

y vivirá pesarosa

ayunas largas.

Por eso se ufana

en su gula pecaminosa

como dieta forzosa

comiendo con ganas.

---------------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela

 

Comentarios1

  • macridi

    Muy original inspiración llevando la transformación de la oruga .Como siempre aplausos. Saludos poeta !!

    • Diaz Valero Alejandro José

      Gracias prima-Siempre intentando dejar mensajes en cada entrega. Un abrazo!

      • macridi

        Lo dejas ; no lo intentas! FELICITACIONES y SIEMPRE MI ADMIRACIÓN PARA TU GRAN CAPACIDAD CREADORA.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.