Santiago Miranda

El poema es un niño jugetón

Hay algo que se esconde...

en esta habitación compartida

algo denota estar aquí con vida

ahí

que va

tras la curvatura

de esta palabra;

piernas de mujer

montes de júpiter

verdes, encarnados

en mis padastros

que desangran

mares de tí

hay algo

ahí

que viene y va tras

tus curiosas raíces y cabellos

enmarañado de algas y luz marina

aquello, se muestra curioso

intentando comprender

qué es qué, ¿qué? y quíen va detrás

de todo el resto del ué-ué-ué

que hay detrás de las hojas y sus figuras

que no dan nota pero siguen su propio camino

ritmo y armonía silenciosa, primordial

tras las pantallas no hay telón para ocultar

hay un juego desplegado

frente a nosotros !yo lo sé¡

hay algo vivo en esta habitación

que va y viene frente a mí

pudo ser parido de mi cuerpo como un lugar

como una broma cualquiera, pasajera

no me pertenece

 ni nunca me pertenecerá

de mi boca cerrada cayó

mi vida, cobra vida e independencia

a sus dieciochos según-dos de cumplir 

su primer instante

pequeño, ahora algo vive aquí

y jugando, como un niño !yo lo sé¡

se va, se va por allí;

a cantar su canción con patas de ratón

a caminar, con cola de gato y ojos de anís

rimar entre los botes sobre el mar

suspender el tiempo y zozobrar

de aquí a allá

de allá acá

allí ahí



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.