Alfredo Santino

Er/as/es tú

Me duermo pensando en ti

y así recuerdo quien fui.

El hombre que era

en mis tempranas primaveras.

Joven ingenuo, vacilante.

Incauto en las traiciones,

con una sonrisa fabricada

casi obligada. Impuesta

para acallar las amarguras,

los temores del alma.

Al principio no me eras bella,

tal vez porque no entendía

el valor de la exclusividad.

No comprendí a tiempo

tu belleza de ser única,

tu belleza de ser genuina,

tu belleza de amar primero,

tu belleza de ser bella.

Me disculpo a mí mismo:

era un chico tonto e indefenso.

Las oportunidades únicas

pasan volando o corriendo.

Tras librarse la batalla adentro

salió victoriosa la confesión.

Pero creo que los conflictos

distorsionan el tiempo.

Tarde, cuando regresé a ti,

a otro ya habías dicho “sí”.

No importa, acepto mi derrota.

de los errores se debe aprender.

Para la próxima será diferente,

Pero, aquí hay un problema,

Uno grande, hondo y alto:

¿Qué otra oportunidad?

Porque no existen dos tú,

solo existe una,

y esa una:

eres tú.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso su preciado poema de amor amigo Alfredo..
    Un placer pasar por su portal...
    Un saludo de amistad...
    El Hombre de la Rosa

    • Alfredo Santino

      Muchas gracias Don de la Rosa, es un honor tenerle por aquí. Su visita me ha permitido conocerlo y leer algunos de sus poemas. Creo que es usted un caballero de la poesía. Un protector de la cultura. Sus palabras me honran. Vaya a usted un fraternal saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.