Andrea Fernandez Castro

Atardecer a la vera del río

El sol se desliza suavemente por el horizonte

y sus tenues rayos se posan sobre el río

como las manos de una madre acariciando a su crío.

 

Los árboles se mecen

y sus hojas aplauden felices el canto de las aves

como espectadoras de sus dulces trinos.

 

La brisa calurosa de verano

se mete en las aguas a jugar con las olas

para  refrescarse del ardiente día.

 

Se respira una dulce calma,

ya es la hora y natura lo sabe,

es ella quien invita a un plácido descanso.

 

                                                        A.L.F.C.

Comentarios2

  • Diluz

    Muy dulce y acogedor tu bello Poema, nos lleva plácidamente hacia el final de tus versos para gozar de ese plácido descanso rodeado de la maravillosa natura.
    Me encantó leerte Poetisa A.L.F.C.
    Con mi cariño
    *Diluz

  • Lincol

    Hermoso atardecer, finamente retratado en tus versos y que plácidamente acoge a la noche.

    Es un placer leerte estimada amiga.

    Saludos cordiales a la distancia.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.