francisco de nerval

YO SOY BUENO

Yo soy bueno, Padre, 

aunque haya tirado piedras

a mis amigos y hermanos,

aunque levantase alguna falda

Con permiso de mis manos,

aunque abriese la jaula

y estrangulado al canario.

Yo soy bueno como esos

que van a misa a diario,

lo único que me diferencia

es que en vez de rezarte, te hablo.

Te hablo sin mirar al cielo

porque allí sólo hay nubes y pajaros,

te hablo de cuando la vida

me halla tomando un mal trago.

La cruz en la cual padeciste

golpe de lanza y de clavo,

la llevo ahora en mis cuestas

mientras camino sangrando.

Porque sabes mi buen Padre,

yo también me siento humano

aunque a veces me olvide

de no apedrear a mi hermano.

Te ruego que me perdones

Por ser un cobarde o gusano,

que mienta, que robe o que mate

tras escuchar al diablo,

y si al infierno me envías

sé que lo tengo ganado

pero sólo te pido una cosa:

que me escuches algún rato.

 

 

 

Comentarios4

  • huertero

    Cosas de ateos jaja risas,,,
    hay días en una no sabe quehacer mas que creer en el mas allá.

  • Lebusla

    Espiritual, el Padre ante quien se declara bueno, escuchará.
    Mi saludo.

  • Dulce

    Eso del canario no tiene perdón (sonrío) a ese infierno iremos tantos, encantadora tu poesía, seguro que te escuchará un rato más, saludos

  • lily natalia

    el padre que nos escucha aunque seamos ingratos si lo buscas de corazón el te escuchara como un gran amigo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.