David Silvestre

Supervivencia


Allí donde los desiertos se vuelen por siempre
y las luciérnagas iluminen el sendero de sombras,
allí donde el mar nos devuelva los quizases
de quienes se fueron sin saber volver,
allí donde los delfines traduzcan los versos
y nacer no sea un castigo...

...podréis encontrar mi voz invitando al amor.

Pero aquí, en esta cárcel llamada urbe, ¡no!

No invitaré al amor, pues amar sería
una mera forma de supervivencia.

Comentarios2

  • Dulce

    Muy bueno tu pensamiento, saludos.

    • David Silvestre

      Me alegro que te haya gustado :)
      Saludos

    • kavanarudén

      Precioso poema amigo del alma.
      Nobles sentimientos convertidos en versos.
      Un fuerte abrazo de mi parte.
      Kavi



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.