Lucy Quaglia

La rosa marchita

La rosa marchita,

Un canto hacia el cielo,

El lago y el río,

Un otoño negro

De tantos suspiros.

 

La pluma y el viento,

La luna, la estrella,

Las cosas queridas

Y otras cosas bellas.

 

El pelo quemado,

El pie, la postura,

El calvario mismo

De la vida austera

 

Entre los senderos,

Piedras y canoas,

La estación de gas,

La fotografía,

 

Pantanos con olas,

La vieja victrola,

Y mi amor sin vida,

Sin voz ni ronquido,

Sin paz ni sonrisa.

 

Mi esposo se va

En la bronca diaria,

Un beso secreto

Que nadie le pide

Lo atormenta dentro.

 

El temperamento

De un hombre furioso

Por abrir la puerta 

Del piso de arriba.

Comentarios2

  • Myriam Estrella B

    Lucy el temperamento de una persona como la que describes en el poema nos atemoriza , nos tranca e impide actuar normalmente lo digo por mi padre tenia un temperamento tan fuerte a veces agresivo y todos vivíamos asustados,
    en ocasiones cambiaba su forma de ser y aprovechábamos para hacerle chistes y jugar con el.
    UN ABRAZO Y BENDICIONES

  • Lucy Quaglia

    Gracias. Tendría que poner un hombre curioso en lugar de furioso, tal vez. Es una bronca prefabricada y de postura creo, para tener una excusa para irse por ejemplo.
    Creo que en nuestro caso, con 48 años juntos, hay veces que el deseo de huir es más grande que todo amor y todo sentimiento positivo.
    Como diría mi madre, es sólo en el cine, o acá en la poesía para que haga rima.
    Yo también le tenía miedo a mi padre pero él nunca nos levantó una mano.
    Un abrazo, de Lucy



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.