Marcos Espinosa

Dama de túnica

Te ves tan linda como siempre

Un poco más pálida y difusa

El abismo abraza las paredes

Enfriando hasta el último recodo

 

Resguárdame 

En sábanas de nostalgia

Mientras observo la lluvia

A través de tu blanca túnica

 

Abrázame

Rompe la articulación pétrea

Movámonos al vals 

De los que han perdido la cordura

 

Allí tu mirada espectral

Me recuerda

Que la otra, la de carne, 

No vendrá a golpear mi puerta

Ni su perfume dormirá en mis labios

Esos que tanto la necesitan

Comentarios3

  • María

    Qué bonitas letras, Marcos! Bienvenido al portal =)

    Saluditos,

    Meri.-

    • Marcos Espinosa

      Gracias María! Es un sitio muy agradable, no por su diseño (que cambió hace poco y les quedo genial) sino por su gente. Por eso me anime a subir un poema. La verdad que no sé nada de letras ni de poesía pero cuando pase un momento difícil, hace unos 6 meses empecé a leer y muchas veces me encontré navegando en este portal. Me fascinaron los poemas y creo que de leerlos uno empieza a escribir por inercia. Yo sé que soy un novato y que no entiendo nada de métrica, rimas, etc…. Pero en si eso no me preocupa. Lo que me preocupa es si pude transmitir aunque sea de forma irrisoria una idea .Por eso me gustaría preguntarte, si no te molesta, ¿Que interpretaste de lo que escribí?

      Saludos,
      Marcos.

    • Alexandra L.

      Sí, que es triste tu poema, pero muy hermoso. Placer de lectura.

      Un cordial saludo, feliz noche, Alex.

      • Marcos Espinosa

        Gracias Alexandra :) . Es mi preferido. Igual solo escribí cuatro XD.

        Abrazos.

      • CH


        Que la otra, la de carne...
        Saludos amigo.

        • Marcos Espinosa

          No sé si está bien explicar lo que uno escribe pero siento la necesidad de hacerlo porque todavía no tengo las herramientas para transmitir bien mis ideas.

          “Que la otra, la de carne …..”

          Habla de la chica verdadera porque la que describe al principio es su imaginación. Es el recuerdo de la chica, la extraña tanto que la ve como un espectro, un holograma. Por eso es pálida, difusa, y puede ver a través de ella la lluvia. Y el final habla de que no va venir la chica verdadera (la de carne) y se muestra que él la necesita.

          CH siempre leo lo que subís. Me gustan tus frases/poemas.

          Un abrazo.

          • CH

            Sientete libre de explicarnos amigo; en lo personal me gusto tu sentir y esta metafora tuya muy buena, estoy al pendiente de tus obras. un abrazo calido y bendiciones.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.