//www.poemas-del-alma.com/

Marcos Espinosa

Dama de tĂșnica

Te ves tan linda como siempre

Un poco más pálida y difusa

El abismo abraza las paredes

Enfriando hasta el último recodo

 

Resguárdame 

En sábanas de nostalgia

Mientras observo la lluvia

A través de tu blanca túnica

 

Abrázame

Rompe la articulación pétrea

Movámonos al vals 

De los que han perdido la cordura

 

Allí tu mirada espectral

Me recuerda

Que la otra, la de carne, 

No vendrá a golpear mi puerta

Ni su perfume dormirá en mis labios

Esos que tanto la necesitan