RobertoFerreira

A Mari

 

.

La música era la excusa para que los pies se movieran juntos y al unísono,

los pies eran la excusa para que los cuerpos se fundieran en uno al bailar

y los cuerpos eran la excusa para que los corazones se fundieran en uno solo;

en realidad, la música era el cómplice perfecto.

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    Muy adecuada combinación para llegar al corazón y hallar lo esencial el amor.
    Afectuosos saludos.

    • RobertoFerreira

      los caminos para llegar al amor son incontables ,, sin embargo miles se ciegan con su luz y se vuelven almas errantes..
      Saludos a ti Beatriz Blanca.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.