Pedro Aros Castro

Libertad


Quise tocar el cielo,
en las forma de nubes
me prendí.

Quise enfrentar huracanes,
en la brisa marina
apacigué mi faz.

Cabalgué un día a tu lado.

Mientras te desbocabas,
al trote suave
me extasiaba.

Mientras te esperaba,
alguien contó que
derrumbabas murallas.

Hoy mientras sospecho
tu presencia invisible,
te pido una tregua,
unas noches quietas,
para abuenarme con grillos,
unos días asoleados,
para escarbar la tierra
en busca de silencios,
mucho tiempo derretido,
para sentarme en la plaza
a reconciliar las palomas,

Dejaré abierta la esperanza,
caminaré descalzo,
abrasaré las sombras,
miraré al sol a los ojos,
para que perdones tanto tiempo
y caminar otra vez
de tu mano tibia,
en busca de tempestades.

Comentarios8

  • Faeton

    "y caminar otra vez
    de tu mano tibia,
    en busca de tempestades."

    Me ha gustado mucho ese final. Todo el poema raya a gran altura. Merecía que alguien estrenara los comentarios. No podía quedarse huérfano de lectores. Sólo veo un error venial: la tilde en "apacigüé".

    Saludos, Pedro.

  • luz

    Bello poema, lo he disfrutado plenamente,...te seguiré leyendo. Saludos de luz

  • Pedro Aros Castro

    Gracias Faeton por tu tiempo, comentarios y por marcarme ese error,
    nos estamos leyendo.

    saludos.

  • Pedro Aros Castro

    Gracias luz por tu tiempo y tus amables comentarios.
    buscaré tus entradas.

    saludos

  • ever gaona quevedo

    es un poema hermoso muy romantico con muchas conbinaciones en imagenes me gusto

  • Pedro Aros Castro

    Gracias ever gaona quevedo por darte el tiempo en leer y tus amables opiniones, te buscaré en foro para que nos vayamos conociendo.

    saludos

  • Adrian VeMo

    Disfrute al leer este poema, me gustó.
    Saludos

  • Pedro Aros Castro

    Gracias por tu tiempo para leer y comentarios, me alegro te gustara


    saludos adrian



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.