john morales arriola

A mi madre (endecasílabos, trisílabos y heptasílabos)

 

Era una misericordiosa tarde

esas tardes que huelen a piedad

y donde la vida triste no duele...

alguien llamó detrás de mi dolor:

es mi madre, bisbiseando a mares;

y llora, se entristece hasta secar

Las tardes latitudinales mías

es mi madre tocándome los gestos

y tocándome hasta el corazón...

 

¡Ay madre...!

¡ay hijo...!

¡ay Espirítu Santo...!

 

Aproxímase, prontamente, audaz,

y al entrarse en mis ojos se quebranta 

de madre y, llora madre hasta dos veces,

ensanchando suspiros tan profundos...!

Como tú; que no hay mortandad que pueda 

vencerte, como tú, que rompes los

destinos con tu escrúpulo dinástico

Viuda es, viuda del tiempo que dejóla

entre sus meridianos anacrónica...

y es madre de mis ansias peregrinas

que ondea desde el cénit al nadir...

 

¡Ay madre...!

¡ay hijo...!

¡ay Espirítu Santo...!

 

Y por eso los soles te persiguen

flotando de onda en onda, hasta un millón

de ensangrentados soles de centurias...

¿Hasta dónde me alcanzará la vida?

Y ser de ti, tan sólo tuyo, tuyo...

del cayado que pende entre la tierra

y tu mano se arriman los vïentos

del aquilón, carbúncula y suntuosa...

 

¡Ay madre...!

¡ay hijo...!

¡ay Espirítu Santo...!

 

 

Derechos reservados de autor

David John Morales Arriola 

 

Comentarios3

  • kavanarudén

    Tierno, profundo, sentido.
    Un sentido y puro homenaje al cual, con tu permiso, me sumo amigo y poeta querido.
    Ese ser maravilloso que nos dio la vida. Honor a quien honor merece.
    Un gusto leerte.
    Kavi

    • sandor

      Transcribo los mismo que te dice mi hermano Kavi, de modo que no añado más, con el permiso de mi amigo.
      Abrazos
      Carlos

    • Maria Hodunok.

      SUBLIMES tus versos para tu santa madre.
      Que amor tan grande le profesás y que bién lo escribís, maestro.
      Admiro a esa mujer, que enseñó a su hijo, esos inmensos sentimientos, que nos muestra tu alma.

      Cariños inmensos, mi querido John.

    • Cecilio Navarro

      “Que rompes los destinos” bonito encabalgamiento para dos buenos versos donde sobresale la maestría sobre esa tristeza que le has querido impregnar. Abrazote amigo,



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.