Jesus Alejandro Reina

La silla de tiza

Como traza la silla de tiza

es polvo cada día más y más.

A su usador provee de guarida,

los rincones más inhóspitos de su tiempo.

Y en cada paso, en cada una de las escayolas

se deja caer los ápices de alma que nos queda.

Es como mi fantasma.

Que vuela como un demonio

 que herido intenta tristemente,

guardar las horas como un recuerdo.

 

 

Así; así pasa la vida en la silla de tiza,

Como un tiempo:

sucio,

frío,

largo y

corriente.

Regado por el mantel de un salobre cavilar.

 

Ya las ideas

¡ja! Ya las ideas huyeron

al encuentro de la verdad verdadera.

 

 

Así se vive en la silla de tiza.

 

Y al final, al tarro de anhelos van

todas esas figuras que un día…

Fueron tan fuertes como el papel.

Como flamas negras que quemaban las

circunstancia en que, vivimos nosotros.

Plasmados en un triste y ruin destino.     

Ver métrica de este poema
  • Autor: El cuenta Historias (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 2 de noviembre de 2015 a las 14:48
  • Comentario del autor sobre el poema: La verdad... No se de donde han salido estos versos. Ha sido una tarde, en familia, a la mesa y papel y lápiz. Comenzaron a fluir los versos he allí la poesía. Casi nunca me sucede, he allí del no poder clasificar lo escrito. Deja tu comentario y que trae a ti cada verso.
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas:
  • Usuario favorito de este poema: JesusGodoy76.

Comentarios1

  • JesusGodoy76

    Siempre magistral hermano y tocayo, con ese tono oscuro que tanto y tanto me gusta... estoy por empezar a publicar mis humildes obras mas sombrias tambien. Un abrazo... PD: manana aporto mi grano de arena en el fusionado que convoco! Cuidese mucho.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.