OlgaCeciliaMartinezRojas

Calma

Calma, tus manos desvaneciéndose sobre mis pechos, arrebatándome la voz en ecos horizontales hacia tu cara donde sin calma, llenas mi cuerpo de ti.

 

Lléname de calma, amor, lléname de calma la cama mi alma.

 

Arrebátame el silencio y perturba mis oídos con tu lengua de cuchillo. ¡Cálmame! Apacíguame, pégame hasta volver en mí.

 

Olga Cecilia Martínez Rojas

Comentarios1

  • PETALOS DE NOCHE

    "lengua de cuchillo" que preciosa imagen..., también me gusto tu juego de palabras, además el erotismo amoroso, es profundo, hubiera sido interesante que el poema siguiera..., se hubieran formado más tropos que al lector le haría resonar el pecho y extasiar la imaginación, buen poema...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.