César Hernández

Ay de ti

Ay, que me duele vivir,
que me atormenta querer.
Ay de mí que te anhelo tanto
como a una tarde libre de sol. 

Me desemboco en la idea
de juntar nuestros caminos.
Homogeneidad de sensaciones.
Mezcla de desvelos.

Ni el café bañado de noches.
Ni el té, infusión de verdades.
Ni tú, ni yo… ni nadie
puede comprender este silencio.

Ausencia de besos.
Falta de palabras.
Miedo, miedo y más puto miedo.

Ay de ti, amor de mis amores,
que me quitas las ganas de vivir,
y me das las de querer.

Comentarios1

  • PETALOS DE NOCHE

    Sabes tienes talento..., usas demasiado bien las imágenes, hasta tienen esencias..., interesante, tu poema tiene mucha fuerza y está muy bien estructurado, el ritmo y las pausas también están equilibradas con el contexto..., y sobre todo que tu poema está muy bien construido..., waaaa...,

    sí que es adictivo...,

    ese amor que ha cambiado, quizás se ha desgastado..., y ahora ella, le deja el querer, (amistad de por medio, ayer era algo más profundo)

    • César Hernández

      Gracias por tu comentario, "Pétalos de noche".
      Me alegra mucho que hayas disfrutado el poema.

      Deseo que me lleguen las ideas para escribir unos cuantos más; los que la inspiración me permita, a fin de cuentas.

      Espero mejorar con cada poema.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.