MichaelJhon

El último viaje

Apuntaba el reloj exactamente las siete y cinco de la tarde. Ellos seguían de la mano, frente a frente. El tren apenas había salido, pero bastaba ver aquellas manos sujetándose las almas para adivinar, sin prisa, que estarían así toda la noche.

Sin retorno.

Comentarios2

  • Delirio_

    *w* hey siga escribiendo, que no me canso de leer esos microrrelatos tan hermosos.. ;)

    • MichaelJhon

      Oh Mi marie ♥ Gracias por leerme siempre siempre *-*

    • Poemas de Pepita Fernández

      HERMOSO sensibilidad y talento.
      Adelante !!!!

      • MichaelJhon

        Muchas gracias, Pepita! Un saludo cordial!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.