Sergio G. Maeso

DESPERTÉ DE SER NIÑO

Desperté de ser niño.

Nunca despiertes.

 

Desperté, al igual que tú,

de golpe, como despierta

el agua en la fuente.

 

Despierta de ser muerte.

Miguel, nunca te duermas.

 

Yo adulto, tú polvo,

caímos de la infancia

como caen las hojas muertas.

Comentarios1

  • kavanarudén

    Excelente
    Todos despertamos en algún momento. Lo importante es no dejar de ser niños en el fondo.
    Un abrazo
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.