The White Witch

DOS EXTRAÑOS



 

Oigo a la noche gemir los azotes del viento,

La lluvia entró por la ventana,

Mojado yace el silencio,

Así quiero a tus manos sobre mi cuerpo,

Como las gotas que estallan en el cristal,

Deslizándose cual caricias que nacen suaves

Y mueren desesperadas,

Y en la bendita penumbra

Arrastrándose desnuda,

Entre otra sombra, una sombra sola,

La de tu cuerpo y el mío en el silencio,

Sobras de un mundo que ha quedado vacío,

De dos extraños que desde siempre se han amado…

 

Comentarios2

  • Alejandro O. de Leon Soto

    Que buen poema., me gusta esta frase:Entre otra sombra, una sombra sola,
    La de tu cuerpo y el mío en el silencio,


    Leerte ha sido maravilloso....
    un abrazo

    • The White Witch

      Sombra que antes fueron dos se hacen una, una sombra que se arrastra, que se enreda, que jadea desesperada, que alza la mirada cierra los ojos, se muerde y tal vez sonríe.... Gracias amigo por pasar a leerme y comentar. Un abrazo!

    • joanmoypra

      Sobre el mundo que vivimos
      en verdad somos extraños,
      pues llegamos muy huraños
      y como tales partimos:
      ¡Pena de los muchos años
      que en discusiones perdimos!

      Excelente y reflexivo tu poema.

      Un abrazo fraternal desde la Mancha de:

      joanmoypra
      www.sancholanza.blogspot.com

      • Jet

        Hembra y señora/ que a cada hora/ cambia de piel/ golfa y decente/ dulce serpiente/de cascabel/ flor de alquitrán/ lluvia que llueve/ besos con sal.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.