Harold Yesid

Derrota...

¡Oh derrota infame!

¿Quién te crees?

Para dejar mi orgullo por el suelo

y mi soberbia en la basura;

mi deseo de éxito en la penumbra

arropado por el agrio sabor de la amargura.

Me abandonas en la sepultura

de un fracaso sin resurrección,

en donde el afligido corazón

llora de tristeza y angustia,

por el desafío que le asusta,

que es el de levantarse

y volver en busca de la victoria.

 

 

 

 

Said Vaikus Tosan

(Derechos reservados del autor)

Comentarios5

  • kavanarudén

    El camino del éxito esta plagado de derrotas, que al final no son derrotas verdaderas, sino oportunidades.
    Un gusto leerte amigo poeta.
    A ti un fuerte abrazo de mi parte.
    Kavi

  • adictoalcafe

    Me gustó la forma en que resolviste el final, muy profundo y acertado tu poema. Saludos.

  • Harold Yesid

    Gracias Amigos... La derrota nos hace humilde y los humildes alcanzan la gloria.

  • ManoliMartinez

    Hay personad incapaces de revonocer una derrota,si leyeran tu poema quizas les haria pensar que es muy normal caer para levantarse,

  • Harold Yesid

    Así es querido ManoliMartinez... De ellas aprendemos muchas cosas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.