alejandro guardiola

FUE ARRASTRANDO LOS PIES

Fue arrastrando los cansados pies

por el camino de abrojos sembrado

intentando llegar al campo de mies

se notaba en su cara haber llorado

 

Al lado de la mujer un niño pequeño

con cara macilenta, de no haber comido

buscando el lugar que dicen de ensueño

buscando un descanso a su mundo perdido

 

Fronteras cerradas barrándole el paso

y la madre desesperada, el niño en brazos

intentando entrar, buscando un abrazo

más le respondían, llevándola al fracaso

 

Con sus fuerzas menguadas cayó rodando

el niño en el suelo, abrazaba a su madre

ya sin fuerzas miró a su niño llorando

y dijo, hijo mío rezar en la tierra es en balde

 

En mitad del campo quedó tendida la madre

y encima de ella quedó su hijo allí muerto

por la actuación de tanta gente cobarde

que solo te dan caridad después de  muerto

 

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Una encantadora muestra de tu genial versar estimado poeta y amigo Alejandro Guardiola...
    Un abrazo sincero de amistad y de afecto
    El Hombre de la Rosa

    • alejandro guardiola

      Gracias CRÍSPULO amigo por tus palabras, un abrazo

    • rosamaritza

      Gran tristeza y dolor en tu sentida y hermosa poesía, mi querido Alejandro,
      abrazo y beso de rosamary

      • alejandro guardiola

        Gracias ROSAMARY por tus palabras, abrazos y besos

      • Maria Hodunok.

        INTENSO, FUERTE Y REAL.
        Va mi admiración a tus letras Alejandro.
        Un honor leerte.

        Cariños sinceros.

        • alejandro guardiola

          Gracias MARIA pero es tan poco lo que nosotros podemos hacer por ellos, solo denunciarlo en un poema, cariños sinceros



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.